Ads Top

Reflexión: Si eres honesto y trabajador no tendrás reemplazo

La honestidad de un joven trabajador

Reflexión: Controlando mi trabajo. Un joven muchacho entró apresuradamente dentro de una estación de servicio y le preguntó al encargado si tenía un teléfono público.

El encargado asintió con la cabeza. Seguro, allí está. El muchacho se dirigió hacia el teléfono e introdujo algunas monedas, marcó un número y esperó la respuesta. Finalmente alguien le contestó. Uh señor, dijo con voz profunda, ¿podría serle útil un muchacho honesto y buen trabajador, para trabajar con usted?

El encargado no pudo evitar oír la pregunta. Después de unos instantes, el muchacho dijo: Oh, usted ya tiene un muchacho joven, honesto y buen trabajador? Bueno, está bien. Igualmente gracias.
Con una amplia sonrisa de oreja a oreja, cortó la comunicación y volvió a su coche, cantando eufóricamente.

Eh, permíteme un minuto, lo llamó el encargado de la estación. No pude evitar escuchar tu conversación. ¿Por qué estás tan contento? Yo pensé que el hombre te había dicho que ya tenía a alguien y no te necesitaba. El muchacho sonrió. Bueno, verá usted, yo soy ese muchacho honesto y trabajador. ¡Estaba solamente controlando mi trabajo!

Que satisfacción se siente cuando sabemos que nuestro trabajo es valorado, y más aún cuando sabemos que cumplimos con los requerimiento de nuestros empleadores. Hagamos siempre un buen trabajo, sea donde nos toque laborar.

Colosenses 3:23. "Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres".

Proverbios 16:3. "Encomienda a Jehová tus obras, Y tus pensamientos serán afirmados.
Con tecnología de Blogger.