Ads Top

Madres famosas en la Biblia

Madre con su bebé recién nacido

La primera promesa en la Biblia de un futuro Redentor decía que nacería de una mujer judía, por eso que las mujeres tenían la idea de llegar a ser la madre del Mesías, lo que inspiró a las mujeres en la Biblia. Se sabía que la Promesa era un bebé. Si una mujer tenía un hijo, podía esperar que él fuera el Mesías. Si tenía una niña, soñaba que su nieto podría ser el Redentor venidero. La maternidad era algo maravilloso que se esperaba durante los tiempos bíblicos.

Aquí se menciona a ocho madres famosas mencionadas en la Biblia, que el autor David Peach trata de cada una de ellas. Ciertamente hay muchas otras mujeres en la Biblia que podrían mencionarse. Estas son algunas de los que más se conocen, aunque es posible que no sepamos mucho sobre sus habilidades como madre.

Eva
Mencionada en Génesis 1-4. Llamada la madre de todos los vivos, Eva es una importante madre bíblica. No sabemos mucho sobre su rol como madre, pero conocemos los nombres de algunos de sus hijos. Sus tres hijos más conocidos son Caín, Abel y Seth. Adán y Eva habrían sido responsables de enseñar a sus hijos sobre Dios y sus planes para el mundo. Después de que dejaron el jardín, no hay indicios de que Dios haya tenido comunicación con ellos a nivel personal. Eva tenía una gran responsabilidad como madre y como alguien que conocía personalmente a Dios, de transmitir su conocimiento de Dios a sus hijos.

Sara
Mencionada Génesis 12-23. Se dijo específicamente que la promesa de Dios acerca del Redentor vino a través de Sara. Aunque dudó cuando Dios dijo que sería madre en su vejez, de hecho dio a luz a Isaac cuando tenía 90 años. Debe recordarse que todas las maravillosas promesas y expectativas que se le hicieron a Abraham también se extendieron a Sara. Ella estuvo a su lado todo el tiempo. A veces tenía sus dudas, pero permitió que Dios trabajara en su vida y la usara.

Rebeca
Mencionada en Génesis 26-27. Rebeca tuvo hijos gemelos llamados Esaú y Jacob. Su esposo era Isaac, hijo de Abraham y Sara. Los dos hijos de Rebeca no podrían haber sido más diferentes. Esaú era un cazador y un gran amante de la naturaleza. Jacob prefirió quedarse en casa y estar cerca de su madre. Sus personalidades hicieron que los niños fueran queridos por sus padres de diferentes maneras. Rebeca mostró un gran favor a Jacob, mientras que Isaac prefirió a Esaú. Rebeca le enseñó a Jacob a cocinar de una manera que agradaba a todos los miembros de la familia. Desafortunadamente, intentó usar su amor por Jacob para manipular a Dios y sus propósitos para la familia.

Raquel
Mencionada en Génesis 29-35. Las dos esposas de Jacob eran hermanas, Lea y Raquel. Raquel era la más joven de las dos y parecía tener que competir con Lea de muchas formas. Aunque su hermana Lea tuvo 3 veces más hijos que ella, Raquel le dio a Jacob sus dos hijos favoritos, José y Benjamín. No sabemos mucho sobre Raquel como madre, pero se enorgullecía de poder tener hijos para su esposo.

Jocabed
Mencionada en Éxodo 1-2. Una de las madres más valientes de la Biblia fue la madre de Moisés. Su nombre era Jocabed. Aunque el faraón le ordenó asesinar a su bebé al nacer, ella lo escondió todo el tiempo que pudo. Cuando él fue un poco más grande, ella hizo un pequeño bote y lo colocó en el río. Dios dirigió el pequeño barquito y el bebé Moisés a la hija del faraón. La hija del gobernante tomó al bebé Moisés como su propio hijo, pero contrató a Jocabed para que lo amamantara. Al parecer, Jocabed le enseñó a Moisés muchas cosas durante el tiempo que estuvo con él. Moisés sabía claramente quién era en relación con los egipcios y hebreos. Jocabed le enseñó a Moisés acerca de Dios.

Naomi
Mencionada en Rut 1-4.  Noemí es mejor conocida como la suegra de Rut. Ella tuvo dos hijos. La familia se mudó de Belén a Moab. Los dos hijos de Noemí se casaron con mujeres moabitas. Su esposo e hijos murieron dejando a Noemí con sus dos nueras. Noemí decidió regresar a Belén. Su nuera Rut la siguió. Noemí le había enseñado a Rut lo suficiente sobre Dios y su pueblo, por lo que Rut quería hacer del Dios de Noemí su Dios personal.

Ana
Mencionada en 1 Samuel 1-2. Ana es la madre del profeta Samuel. Se convirtió en un hombre piadoso. Si bien gran parte de su piedad se remonta a que creció en el templo con el sacerdote Elí, también podemos ver que la madre de Samuel, Ana, tuvo una gran influencia en él. Ana oró por su nacimiento. Antes de que naciera Samuel, Ana le había prometido a Dios que lo dedicaría a Él. Amaba a Dios y a su hijo. Ella lo visitaba todos los años en el templo y sin duda alguna oraba por él con regularidad.

María
Mencionada en Mateo 1, Lucas 1-2 junto con muchos otros capítulos. María tuvo el gran privilegio de ser la madre de nuestro Señor Jesucristo. ¡Imagínese criar al hijo de Dios como su hijo! Dios la eligió por una razón. Ella mostró un carácter piadoso y confianza en Dios. Le dijeron claramente quién era su hijo. Ella entendió la gran responsabilidad que Dios le puso. Ella fue fiel al plan de Dios.

La maternidad hoy

Todavía es un maravilloso privilegio ser madre hoy. La Biblia dice que los niños son una herencia del Señor (Salmo 127: 3). Son una bendición o un regalo de Dios. Ya sea madre o padre, todos debemos esforzarnos por ser como estas madres y enseñar a nuestros hijos acerca de Dios y Su Palabra.
Con tecnología de Blogger.