Ads Top

Poemas para el Día del Trabajo

Poemas para el Día del Trabajo

Una selección de poemas ideal para la celebración del Día del Trabajo, que enfatizan la importancia de la labor que realiza cada trabajador en las diferentes áreas donde se desempeñan.


El trabajo

¡Que vital es cumplir con el trabajo,
que dignifica y eleva al ser humano!
Conviene madrugar y levantarse temprano
para no andar mendigando en andrajos.

Trabajo, yugo esclavo, laburo,
no importa como tu lo denomines
lo que importa es que lo termines
para tener un próspero futuro.

Que el trabajo no llegue a ser tu cruz
hazlo con la máxima eficiencia
hazlo con coraje y con conciencia
porque el trabajo honrado es salud.

Cuando tengas mucho no te quejes
pues están los que poco tienen.
Piensa en los que se mantienen
con las sobras de lo que tú dejes.

Solo cuando el campo sea regado
con el sudor del trabajo humano,
y no con la sangre de un soldado
solo así el mundo habrá avanzado.

Aprende a valorizar tu trabajo
y disfruta luego del descanso,
merecerás disfrutar de tu salario,
y de tu familia obtendrás el agasajo.

Autor: Rubén Sada.


Día del Trabajo

Feliz día a los que trabajan
todo el año sin parar.
Merecido es su descanso,
por su esfuerzo en progresar.

Los que se levantan temprano
cuando sol aún no esta,
"Al que madruga Dios lo ayuda"
esa es una gran verdad.

Los que no piden limosnas,
solo quieren ganarse el pan,
con el sudor de su frente
y conseguir bienestar.

Hoy les toca un descanso,
bien merecido por demás,
son los que hacen la patria,
son un orgullo nacional.

Autor: Arjona Delia.


Trabajando de enero a enero

Trabajan mujeres y hombres
sin descansar, de enero a enero,
los llamamos trabajadores,
asalariados, jornaleros.

Son muchos los que con su oficio
hacen la patria madrugando,
y ganando van el sustento,
muchos tienen malos salarios.

Los trabajadores del campo
que van empuñando el arado,
cosechando campos de trigo
frutos de su duro trabajo.

El hachero con su machete
tira abajo al fuerte quebracho,
y va labrando la esperanza
que sea justo su salario.

Hombres que empuñando el martillo,
están peleándole a la vida,
con las fuerzas y la esperanza
de llevar pan a su familia.

Maestros, médicos, bomberos,
enfermeros y barrenderos,
madrugan todas las mañanas
buscan el derecho al sustento.

Hombres que forman a mi patria,
llevan las marcas en sus manos,
señal de su duro trabajo,
obteniendo magros salarios.

Pongamos en alto sus nombres
a los obreros, jornaleros,
los luchadores del sustento,
démosle reconocimiento.

Sitiodeesperanza.com
Con tecnología de Blogger.